Jaime Quiroz

Los Lomeros

Once the hills of the coast, start to become green in July, the “lomeros”, the transhumance people that use these lands, begin to descend with their animals fron the Andes to spend the winter there. For centuries a way of life.
In between january and april shepherds from the western Andes live at highlands in the Andes along the whole country. Then the rain ends and dryness starts to reign, so in June when rain begins in the coast and practically everything is dry at the mountains, the families of lomeros start to prepare their stuff to come down to the coast. Usually is in august that they are at their camps along the “lomas”. the Peruvian coastal hills. Lomas is a natural refugee and source of food for animals. So they camp for weeks, feeding animals to prepare them to their way back to the Andes, selling some of them for living.
Is common to see families sharing tents,food and work everyday along the wet ground that surrounds these lands. They do not destroy the land, they use it, because they know next year will be necessary to have it green again.
Only protecting the lomas, not only we take care of their natural sources and the wildlife, we preserve the traditional transhumance lifestyle of lomeros. Without the lomas, they will have to sell their animals with no option than going to share the poverty in the cities.

Good trip!

Mientras que las lomas se van poniendo verdes, los lomeros empiezan a bajar con sus animales a pasar la temporada de lluvias en la costa. Por siglos esta ha sido una forma de supervivencia y un sistema económico.
Entre Enero y Abril los campesinos viven en las alturas de los Andes occidentales a lo largo de todo el país. Cuando la lluvia se va de los Andes y el pasto va secando en Mayo, los lomeros van preparando su ingreso a la costa. Tradicionalmente se inicia en Agosto después del cambio de estación, cuando las lluvias en la costa se intensifican. Las lomas son un refugio natural y una fuente de alimento para los animales domésticos. Es así que acampan por meses, pastorean sus animales que están calculados para empezar a tener crías durante estos meses, de manera que las crías tienen alimento suficiente para los días de retorno en ascenso a las tierras altas. Los jóvenes machos que bajan en julio sirven para ser vendidos a cambio de dinero para la subsistencia.
Es común ver familias enteras compartiendo las carpas y el trabajo diario de las caminatas por las laderas resbalosas de las lomas. Son transparentes para el común de la gente, están ahí habitando los cerros temporalmente, lo aprovechan, pero no lo destruyen pues lo necesitan para el año siguiente, mientras tanto las ciudades crecen, se van tragando las lomas, y los negocios extractivos aumentan devorando lo que queda de terreno fértil, que aunque parezca desértico e improductivo en verano, son la gran fuente de alimento durante el invierno.
Cuidando las lomas, no solo cuidamos sus recursos naturales sino permitimos que el uso tradicional de los lomeros subsista. Sin lomas ellos no podrán alimentar sus animales, venderán lo que les queda, dejarán sus tierras y tendrán que migrar a las ciudades.

Buen viaje!